91 633 96 14 671 01 58 47    clinica@mdentalboadilla.es
  • M Dental Boadilla en Doctoralia
SMP - Siempre Mejor Presupuesto

¿Alguna vez te han comentado que al dormir chocas tus dientes y produces ruidos? Si frecuentemente despiertas con tensión mandibular y dolor en los dientes es muy posible que sufras de Bruxismo.

¿Qué es el bruxismo?

Es el hábito involuntario e inconsciente de apretar o rechinar los dientes deslizando o frotando de atrás hacia adelante los dientes superiores sobre los inferiores.

Puede presentarse desde la infancia, durante el sueño, pero también de día cuando estamos despiertos. ¿Alguna vez te has descubierto apretando tus dientes porque estás ansioso o molesto?

En Fisioterapia Online estiman que

“El bruxismo afecta a un 10-20% de la población, pudiendo producirle dolores de cabeza, dolor en músculos de la mandíbula, oído y cuello y desgaste en las piezas dentales.”

¿Por qué se produce el bruxismo?

La principal causa puede ser el estrés, pero también se puede deber a otros factores como la dieta, las malas posturas, la mala alineación de los dientes o los malos hábitos de sueño

¿Cuáles son sus síntomas?

Sus síntomas son principalmente los siguientes:

  • Desgaste y sensibilidad dental
  • Dolor mandibular y de oído
  • Dolor de cabeza
  • Enfermedades periodontales y dientes flojos o móviles como consecuencia de la presión ejercida de unos dientes sobre otros
  • Desgaste y fracturas de los dientes
  • Dificultad para abrir o cerrar la boca

¿Qué profesional puede tratarlo?

El odontólogo es el profesional que realiza el diagnóstico del Bruxismo a partir de la observación del desgaste y las consecuencias que produce en la dentadura del paciente.

Si crees que sufres bruxismo, ponte en contacto con nuestros profesionales de la Clínica M Dental Boadilla en Boadilla del Monte, Madrid,  para que te hagan un diagnóstico y te propongan el tratamiento más adecuado para tu caso.

¿Qué tratamientos existen para corregir el bruxismo?

Hay varios tratamientos. Se aplicará uno u otro en función de la causa que origina el bruximo en cada caso. Por eso, es tan importante un buen diagnóstico.

Férula de descarga

Es una prótesis ligera, oclusal transparente que se coloca entre los dientes inferiores y superiores para protegerlos de la presión y evitar el desgaste. En casos de bruxismo severo debe usarse de día y de noche.

Existen diferentes tipos de férulas de descarga; algunas encajan en los dientes superiores y otras sobre los inferiores. Además de para proteger los dientes, están diseñadas para relajar la posición de la mandíbula y así aliviar los dolores de la articulación, el oído y las cefaleas.

Ortodoncia

Si el bruxismo se presenta como consecuencia de una mala alineación de los dientes, que además luce poco estética, la ortodoncia puede utilizarse para corregir el problema.

Este tratamiento se aplica para que los dientes estén alineados, en su posición correcta y que los arcos dentales se muevan entre sí de manera natural. Los brackets de la ortodoncia aplican fuerza de manera constante sobre los dientes para moverles a las posiciones adecuadas.

El tiempo del tratamiento suele ser de entre uno y dos años. Requiere de controles periódicos para el ajuste de las piezas, cambio de ligas y mantenimiento.

Invisalign

Funciona como la ortodoncia, pero es invisible. En este caso, la corrección de la alineación se realiza con alineadores elaborados en material termoplástico. Es extraíble, por lo que el paciente puede tener una mejor higiene bucal y no tiene limitaciones en los alimentos que puede comer.

Fisioterapia

Si lo que causa el bruxismo es el estrés, es conveniente que el paciente emplee técnicas de relajación que contribuyan a aliviar el problema como, por ejemplo:

  • Aplicación de calor para contribuir a la relajación y alivio del dolor
  • Masaje facial, de cuello y hombros
  • Estiramientos específicos de la musculatura asociada a la mandíbula
  • Realización de ejercicios para la región mandibular

Algunos ejercicios que puede realizar el paciente para mejorar sus dolencias son:

  • Abrir y cerrar la boca. Mantener la posición boca abierta durante 5 segundos y descansar al cerrarla otros 5. Repetir 10 veces
  • Mover el maxilar inferior hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Repetir 10 veces

Existen técnicas más avanzadas que se pueden aplicar. En ese caso, es recomendable acudir a un fisioterapeuta

Estos son los tratamientos principales para corregir el bruxismo, pero ¿qué tratamientos hay para corregir o simular los efectos producidos por el bruximo, sobre todo, el desgaste de los dientes?

En este caso, tenemos 3 posibilidades.

Contorneado dental

Se trata del retoque de los bordes de los dientes anteriores añadiendo material para una restauración estética que modifique la longitud y la forma de los dientes. Es una buena opción para los pacientes cuyos dientes no han sufrido demasiado desgaste.

Incrustaciones

Son un tipo de restauración para las piezas posteriores que se cementan al diente y sustituyen a la estructura dental perdida por el desgaste. Se realizan a partir de modelos de la boca del paciente. Con las incrustaciones se preserva la estructura del diente que aún está sana

Carillas

La carilla dental es una técnica que consiste en colocar sobre la cara externa del diente una lámina muy fina de porcelana que se fija con un cemento especial. Con este tratamiento se pueden corregir la forma, posición y color de los dientes para mejorar la estética de la sonrisa.

En conclusión, el bruxismo tiene cura siempre que se identifique bien la causa, se aplique, en consecuencia, el tratamiento o tratamientos más adecuados y se subsanen los daños ocasionados en la dentadura del paciente. En algunos casos, se necesitará la intervención de diferentes especialistas para obtener los mejores resultados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies